viernes, 7 de noviembre de 2014

UNA BEHOBIA MÁS DURA ... ¿o no?


A estas alturas, de sobra es ya sabido por todos y todas que la popular carrera Behobia - San Sebastián, en la celebración de su 50 aniversario, ha modificado el recorrido. En esta edición se volverá a correr el recorrido original, es decir, el mismo que se realizó en las primeras 14 ediciones de su historia, ya que posteriormente se modificó al que hemos conocido durante los últimos años.

Y la pregunta que todos y todas nos hacemos... ¿es más duro el nuevo recorrido o lo era el antiguo? ¿se sale ganando al no pasar por los toboganes de Lezo o no?
Parece que a bote pronto todos y todas hemos recibido con cierta alegría no tener que correr por los toboganes de Lezo, pero...

He aquí un gráfico comparativo de los dos recorridos:



En estos días previos, y antes de la carrera, hay interpretaciones para todos los gustos y mucho me temo que incluso hasta después de la carrera, seguirá habiendo distintas opiniones. 

No obstante, si se analizan ambos recorridos, hay algunos datos objetivos que ya dan alguna pista de lo que el próximo 9 de noviembre nos vamos a encontrar.

El nuevo recorrido tiene 20 kilómetros, es decir, es 140 metros más largo que el del año pasado y tiene 28 metros más de desnivel positivo acumulado, en total 192 metros de desnivel.

Se corren 140 metros más.

Correr por las cuestas de Capuchinos, Pasaia y Escalerillas (Herrera) va a suponer un mayor desnivel positivo que cuando se pasaba por los toboganes de Lezo.

A priori, un recorrido más largo y con más desnivel es más duro.

Otro dato a tener en cuenta es que la salida se va a adelantar 700 metros. Puede parecer algo insignificante, pero en el recorrido anterior, antes de empezar a correr por las primeras cuestas de Irun, había 1,7 kilómetros previos y totalmente llanos para correr e ir cogiendo ritmo. En este nuevo recorrido habrá tan solo 1 kilómetro antes de afrontar las primeras subidas.

No pasar por los toboganes de Lezo va a suponer que desde el alto de Gaintxurizketa (aprox. km 7) hasta la siguiente cuesta (aprox. km 13), va a haber casi 6 kilómetros con un perfil muy favorable para correr, con una bajada prolongada y posteriormente con tramos llanos y con ligera bajada. Por tanto, un buen terreno para recuperarse de la subida a Gaintxurizketa y para correr rápido.

Me atrevería a añadir que el paso por Errenteria va subir aun más el ritmo de la carrera. Todos y todas sabemos lo que pasa en la avenida de Navarra y en el paseo de La Zurriola en Donostia... la gente y sus ánimos empujan mucho, y se prevee que el pueblo de Errenteria se vuelque a animar al paso de la carrera.

Es simple: Terreno favorable + ánimos = suben las p.p.m.
                 Terreno favorable + muchos ánimos = se disparan las p.p.m.

Un dato a tener en cuenta al paso por Errenteria es que hay numerosos pasos de cebra elevados y algunos de ellos tienen una altura considerable. Habrá que estar atentos para no tener un tropiezo o dar un mal paso. 

El problema puede venir en la cuesta de Capuchinos, coincidente con la salida de Errenteria, una cuesta de más de 300 metros de longitud y con tendencia a ir "picando" cada vez más hacia arriba, lo cual va a romper de golpe y porrazo el buen ritmo que se lleve hasta entonces. Y es en este punto donde creo que va a empezar la Behobia de verdad... 

A partir de aquí, kilómetro 13 de carrera, es cuando "se va a pasar por caja". Todavía quedarán 7 kilómetros para el final, con otros tres tramos claramente ascendentes: la última cuesta de Pasaia, la "casi imperceptible" de Escalerillas (Herrera) y por último, las rampas previas a la llegada a Miracruz, que este año, al empezar la subida desde un punto más alto, hará que sea ligeramente más suave que la de las ediciones anteriores.

Una imagen que este año no se repetirá


Con los únicos datos objetivos que hay y con las cábalas que hago, creo que este nuevo recorrido se va a hacer más duro. También creo que en los primeros puestos no va a haber grandes diferencias de tiempo con ediciones anteriores, pero a medida que se vayan subiendo los puestos en la clasificación, las diferencias van a ser mayores. Es decir, el que quede en la posición 1000 va a variar mucho menos su tiempo que el que quede en la posición 8000 y éste menos que el que quede el 18000 y así sucesivamente. 

Habrá que esperar a ver las clasificaciones y los tiempos marcados para comprobar si es así o no, y eso hasta el domingo no se va a saber.

Seguro que habrá muchos otros puntos de vista.

De lo que cualquiera puede estar seguro y segura, es de que los ánimos de las decenas de miles de personas que van a blindar el recorrido de la Behobia, van a ser directamente proporcionales al esfuerzo que se haga, y como siempre empujarán con su aliento a todos los corredores y corredoras.

(leer segunda parte AQUI)

2 comentarios:

  1. ¡Buen análisis! Y después de correr la carrera, ¿cuál es tu impresión? ¿Es realmente más dura? Yo no pude correrla por enfermedad y me gustaría saber la opinión de la gente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lide

      Puedes leer mi opinión aqui

      http://otrolocoquecorre.blogspot.com.es/2014/11/una-behobia-mas-dura-o-no-2-parte.html

      Un saludo

      Eliminar