viernes, 16 de septiembre de 2016

16 DE SEPTIEMBRE

Fotografía de @MariaSsmara1

Finales de los años noventa.

Estira junto a una barandilla esperando que el reloj de la estación marque la hora, y en tan sólo unos segundos, pasa de un "todavía no" a un "mierda que no llego".
Comienza a trotar por el paseo del río con la mirada hacia lo lejos, esperando ver su silueta caminar hacia él, y tan sólo unos minutos después consigue distinguirla entre un grupo de peatones que, varios metros más adelante, acaban de cruzar la calzada.
El ritmo no sube pero las pulsaciones se disparan, a tenor de la onda expansiva de cada latido.
Van por la misma acera. Uno frente al otro. Ella camina, él a 5´el kilómetro. Se acercan. Llega el momento. Tan sólo son unos segundos... y se cruzan.

Con el paso del tiempo sabrá que ella nunca se fijó en él, pero eso, en ese instante no importaba absolutamente nada. Lo verdaderamente importante era conseguir dar toda la vuelta a los puentes para llegar a la estación antes que ella, y poder volver a cruzarse una vez más.
Ese día no lo consiguió y desde lo lejos, sólo pudo comprobar cómo su silueta se perdía entre otras tantas en la puerta de la estación.

- ¿Qué haces?
- Escribir
- ¿Ya estás con tus carreras?
- Bueno... más o menos.

Hoy, más de dieciséis años después, puede ver su silueta todos los días sin tener que buscarla, de hecho, muchas veces hasta le quita su lado favorito del sofá.
De vez en cuando él le echa en cara el esguince que, por mirarle a ella y no al suelo, tuvo que apartarle de las zapatillas durante una temporada, mientras ella entre risas le responde con un "y encima para no darme cuenta de nada...".

Y es que la vida siguió para los dos por caminos diferentes. Ella caminando hacia la estación, él corriendo a 5´el kilómetro... hasta que un 16 de septiembre, ambos caminos se cruzaron y se hicieron uno.


Esta historia y sus personajes son fruto de la imaginación. Cualquier parecido con la realidad, es pura coincidencia...


- ¿Todavía sigues escribiendo?
- Ya acabo
- ¿No te habrás inscrito a otra carrera, no?
- No. Por cierto... ¿Ya sabes que día es hoy?

   
 @otrolocokcorre

4 comentarios:

  1. entonces sólo corrias a 5'/km
    hoy en día hubieses tenido que esperarle unos minutillos en aquel "punto de encuentro casual"
    zorionak

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eskerrik asko! Bueno, en realidad lo de 5´el kilómetro es algo orientativo, porque ya sabes que los gps de aquellos años eran de papel y boli...

      Eliminar
  2. Me hizo rememorar una historia similar a la tuya pero real y bastante más reciente, salvo que en esre caso, ella y el corrían en tiempo similares, el la buscaba dia a dia en su trayecto de entreno y ya se daba por vencido cuando un dia la vio, no pudo acreditar eso, se llenó de emoción, espero que lo cruzara pero se quedó con las manos vacias y la vista perdida. Ella simplemente lo había ignorado porque sabia de sus sentimientos, tiempo más tarde se lo confesó pero solo quedó en eso, indudablemente tenían intereses muy dispares.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá pudiésemos elegir los finales de algunas historias...
      Un saludo Gabriel

      Eliminar